La Escena Independiente (Varios)

Loading...

lunes, 13 de octubre de 2008

APUNTES CLAVES DE UN CLASICO DEL BALLET: “CARMEN”, DE MARCIA HAYDEE


SOBRE EL BALLET DE SANTIAGO


EL Ballet de Santiago se forma en 1959 bajo el nombre de Ballet de Arte Moderno (BAM).

Sus inicios se vinculan con las ideas y motivaciones de Octavio Cintolesi Castro,Serge Lifar derivadas del Ballet Neoclásico. ex integrante del Ballet Nacional, quien había sido becado durante los años 50 para estudiar en la Ópera de París, donde se instruyó en las propuestas del maestro

A fines de esa década, Cintolesi fue invitado por el Teatro Municipal de Santiago para constituir un cuerpo de bailarines que acompañara las temporadas de ópera de la orquesta.

Con ese propósito convocó a un grupo de jóvenes a quienes entrenó en la técnica académica y armó el primer conjunto nacional clásico del país con éxito reconocido, lo que llevo a esta agrupación a convertirse en cuerpo permanente del teatro hasta nuestros días.

El desarrollo artístico del Ballet de Santiago se ha traducido en una prolífica producción de clásicos universales de la disciplina, que ha ido acompañada del arribo de intérpretes, coreógrafos y creadores de Europa, Norteamérica, Sudamérica y otras geografías, como Margot Fonteyn, Michael Somes, Tamara Toumanova, Serge Lifar, Natalia Makarova, Julie Kent, Fernando Bujones, Valentina y Leonid Kozlov, Alexander Godunov, Marianna Tcherkassky, Eva Evdokimova, Richard Cragun, Tamas Detrich, Maximiliano Guerra, Agnes Oaks, Thomas Edur, Paloma Herrera, Carlos Acosta, José Manuel Carreño, Julio Bocca, Nina Ananiashvili, y Svetlana Zakharova, entre otros.

Uno de los hechos decisivos en la historia de la compañía está fechado en 1982, cuando Ivan Nagy asume la dirección. A él se le atribuye un significativo mejoramiento del nivel técnico de los intérpretes que fue en paralelo a la incoporación de nuevos bailarines, especialmente sudamericanos.

Nagy invitó además a maestros internacionales a impartir clases y amplió el repertorio con la puesta en escena de piezas de John Cranko, Ben Stevenson, Ronald Hynd, Kenneth MacMillan, George Balanchine, Luc de Layress, André Prokovsky, David Parsons, Robert North, Trey McIntyre, Glen Tetley y Jerome Robbins.

En la actualidad, la dirección se encuentra a cargo de la bailarina y coreógrafa brasileña Marcia Haydée, una reconocida intérprete que desde 2004 por segunda vez encabeza la compañía (lo había hecho antes entre 1993 y 1996).

Bajo su gestión, la agrupación se ha abocado a reponer clásicos y estrenar piezas contemporáneas.


SOBRE MARCIA HAYDÉE


Nació en la ciudad de Niteroi, Brasil. A los quince años ingresó al Royal Ballet School de Londres y posteriormente integró el Gran Ballet del Marqués de Cuevas, en Paris.

Allí conoció al coreógrafo inglés John Cranko, con quien estableció un decisivo vínculo de creador e intérprete.

Cranko creó para ella importantes roles femeninos, como Julieta, Carmen y La Fierecilla Domada. La ejecución de estas piezas la convirtió pronto en la Primera Bailarina del Ballet de Stuttgart, Alemania, y por extensión, en una figura reconocida a nivel internacional, aclamada en Europa, Norteamérica y Sudamérica.

Al fallecer Cranko, Haydée se convirtió en su heredera artística y asumió la dirección de la compañía de Stuttgart por diez años, entre 1976 y 1996.

Su relación con Chile data de la invitación que le extendiera Ivan Nagy para trabajar con el Ballet de Santiago, lo que se tradujo en que oficiara como directora entre 1993 y 1996, en paralelo a su trabajo con la agrupación alemana.

Los logros de su gestión han sido principalmente el reconocimiento del Ballet de Santiago en el exterior y el hecho de ser una de las compañías que remonta más obras de Cranko fuera de Stuttgart.

A partir de 2004, se encarga de montar títulos como “Pájaro de Fuego”, "La Cenicienta" "La Bella Durmiente", "Cuerpos Pintados y los Pájaros de Neruda" y "Madre Teresa y los niños del Mundo", de Maurice Bejart (quien también la dirigió).

Dentro de las distinciones que ha recibido se cuentan la Orden al Mérito Cultural, entregada por el gobierno brasileño.


SOBRE “CARMEN”, DE MARCIA HAYDÉE


Carmen es una historia de amor teñida por la tragedia que pertenece a la literatura romántica de siglo XIX. La novela es de autoría de Prosper Merimée y se publicó en 1846, aunque la celebridad la alcanzó gracias a la versión en ópera de Georges Bizet que data de 1875.

La trama tiene por protagonista a una apasionada gitana que se enamora de Don José, con quien mantiene una serie de encuentros y desencuentros pese a estar comprometido.

Luego de una primera ruptura, Carmen se involucra con un torero, pero los intensos sentimientos que ella despierta en Don José llevan a éste a apuñalarla mientras se desarrolla una corrida de toros.

El argumento también ha sido recogido en el ballet.

El primer antecedente corresponde a una pieza de Marius Petipa que quedó en el olvido y de la que existen escasas referencias.

En octubre de 1897 se estrenó en Londres una versión de A. Bertrand, con música de George Jacobi, a la que siguió en 1903 la pieza de Lucía Cormani.

En 1949, Roland Petit recupera la historia junto a Les Ballets de París.

Con posterioridad, surgen varias adaptaciones. Entre ellas, las de John Cranko, Mats Ek y John Neumeier.

A ello se añade la producción cinematográfica realizada por Antonio Gades y Carlos Saura.

Marcia Haydée interpretó el rol en la versión de Cranko y en 2004 creó una nueva propuesta escénica junto al Ballet de Santiago, donde Marcela Goicochea y Luis Ortigoza asumieron los roles centrales,[1] junto a un numeroso cuerpo de baile.

Su montaje divide la historia en dos actos y seis escenas usando la partitura de la ópera de Bizet, además de extractos de “Pescadores de perlas”. También incorpora escenas tomadas de la película de Vicente Aranda.

El vestuario y la escenografía fueron desarrollados por Pablo Núñez, quien trabajó con la idea de una plaza de toros y empleó colores expresivos inspirado en la tauromaquia.

La adaptación muestra al personaje como una gitana que burla las leyes de la ley y las del amor, como señalara Haydée en su momento: “Es una mujer muy calculadora, que de verdad no ama a nadie. Sólo a sí misma. Es una gitana salvaje que sabe que tiene un poder enorme sobre los hombres y, como buena gitana, también sabe que va a morir pronto. Es una mujer muy activa y fuerte que manipula todo. Es un animal salvaje”.


CARTELERA

“Carmen” ofrecerá funciones en el Teatro Municipal a las 19.00 horas de los días 9, 10, 11 y 13 de octubre.

Existe un convenio con la Escuela de Espectadores de Danza.



[1] Ambos fueron nombrados Primeros Bailarines Estrellas del Ballet de Santiago en junio de 2007.

No hay comentarios: