La Escena Independiente (Varios)

Loading...

miércoles, 22 de octubre de 2008

LARRY FULLER Y LOS CRUCES DE LA DANZA Y EL MUSICAL [1]

Sobre Larry Fuller

Larry Fuller es un coreógrafo de reconocida trayectoria en el género del musical, que ha montado y dirigido espectáculos en Nueva York y Londres.

Nació en Sullivan, Missouri, y al poco tiempo su familia se trasladó a Rolla, un pequeño pueblo al oeste de Saint Louis, donde creció.

Comenzó sus estudios de danza a los 4 años de edad. Mientras cursaba la primaria, cantó y bailó en numerosas presentaciones locales.

La enseñanza secundaria la completó en Saint Louis, donde perfeccionó su formación en danza e inició estudios de actuación con un profesor de la Universidad de Saint Louis.

Al completar su tercer año de secundaria, comenzó a bailar en la Opera Municipal de Saint Louis, una importante compañía de teatro musical con la cual trabajó hasta mudarse a Nueva York para probar suerte en Broadway.


Sus primeros trabajos como bailarín profesional y coreógrafo

Al poco tiempo de residir en Nueva York, fue seleccionado para formar parte del elenco original de West Side Story (Amor sin barreras), donde permaneció durante un año.
Luego fue llamado para integrar el elenco original de The Music Man, otra comedia musical de mucho éxito.
Posteriormente fue requerido por Bob Fosse para que se integrara a Redhead, una producción que tenía en el protagónico a Gwen Verdon y que realizó una extensa gira por Los Angeles.
Al finalizar esa itinerancia, Fuller decidió quedarse en el oeste del país para trabajar con Jack Cole, famoso coreógrafo de cine, en una revista que se presentaría en el Hotel Dunes de Las Vegas.
Una vez de regreso en Nueva York, volvió a trabajar bajo dirección de Jack Cole en musicales que no tuvieron mucho éxito, como Donnybrook y Kean.
Al poco tiempo fue contratado por Carol Haney para una nueva creación, Bravo Giovanni. Luego se unió al elenco de la exitosa comedia musical No Strings, que protagonizaron Diahann Carroll y Richard Kiley.
Recibió luego una oferta para unirse al grupo de danza del espacio Perry Como TV Show. Permaneció una temporada bailando también en el show de televisión de Gerry Moore.
Carol Haney le propuso oficiar de asistente de coreografía en el musical Funny Girl, protagonizado por Barbra Streisand.
Tras la muerte repentina de Haney, asumió el reemplazo y se encargó además de la producción de Londres (también con Streisand).

Volvería luego a Estados Unidos para dirigir la gira de verano del musical.

Rápidamente siguieron contrataciones como director/coreógrafo en nuevas versiones de The Music Man y Kismet, protagonizada por John Raitt, y en I do, I do, con Jane Powell.

Llegado a esta etapa, coreografió dos producciones originales en Broadway: Blood Red Roses y That’s Entertainment, ninguna de las cuales tuvo éxito de taquilla.


El debut en Europa


En 1971, recibió la primera oferta para dirigir y coreografiar comedias musicales en Europa. Comenzó con la versión alemana de West Side Story en Nuremberg, experiencia que reeditó en Viena, Austria, en el teatro Volksoper.

Montó dos producciones más del mismo musical. Una de ellas para itinerar por Alemania y otra para el Teatro de la Opera de Graz, Austria.

Se quedó durante un período en Austria para la creación de Jazz and the dancing americans para el ballet estable del Theater an der Wien, en Viena. La producción fue un éxito y llegó a impresionar a Harold Prince, gran director de Broadway que entonces trabajaba en el mismo espacio.

A raíz de ello, Prince le encargó a Fuller la dirección de su producción de Candide en Viena y le propuso trabajar en la película A little night music, protagonizada por Elizabeth Taylor y filmada en Viena.

Concluida la película, protagonizó, dirigió y coreografió el estreno en Europa de la comedia musical Girl Crazy, de George Gershwin. También dirigió y coreografió el estreno europeo de On the town, de Leonard Bernstein.

Su asociación con Harold Prince lo llevó de vuelta a Broadway y al West End de Londres con una serie de producciones de gran éxito: On The Twentieth Century, Evita y Sweeney Todd.

Más tarde coreografió Silver Lake para la Opera de Nueva York, dirigió la revista Gotta Get Away en el Radio City Music Hall, montó Humors of Man para el London Festival Ballet y dirigió dos comedias musicales en Broadway: Merrily we roll y A Doll's Life, ambas bajo la dirección de Harold Prince.

Poco después, dirigió y coreografió dos musicales en el West End de Londres: Marilyn, el musical y Time.

Colaboración con el Ballet de Stuttgart


Se trasladó luego a Alemania para dirigir y coreografiar la comedia musical de Rogers and Hart, On Your Toes, con el Ballet de Stuttgart, que tuvo como primeras figuras a Marcia Haydée (actual directora del Ballet de Santiago) y Richard Cragun. Era la primera vez que una compañía de ballet clásico se atrevía a montar una comedia musical de Broadway en versión completa y con enorme éxito.
En Europa montó además producciones itinerantes de Evita, Jesucristo superestrella y un espectáculo musical denominado Jazzleggs en Berlín.
Recientemente ha dirigido y coreografiado J.F.K. - A musical drama en Dublín, Irlanda; una versión de Jekyll and Hyde para itinerancia nacional y cuatro producciones de Evita para distintas giras en Estados Unidos.

Sobre Harold Prince


Harold Smith Prince es un productor y director teatral norteamericano, asociado con las más conocidas producciones musicales de Broadway del último medio siglo.

Nació en enero de 1928 y en su trayectoria acumula 21 Premios Tony, más que cualquier otro artista. En el grupo se incluyen ocho reconocimientos como director; ocho como productor; dos como productor del Mejor Musical del Año; y tres distinciones especiales.

Sus obras son reconocidas por el contexto político, el enfoque original que entrega del romance y la conducción de personajes que cantan y bailan simbolizando contenidos.

Nacido en Nueva York, ingresó a la Universidad de Pennsylvania a los 16 años. Siguió una formación artístico liberal y se graduó a los 19.

Comenzó su trabajo en el teatro como asistente jefe de escena del legendario productor y director teatral George Abbott.

Junto a él co-produjo The pajama game, que ganó el Premio Tony para Mejor Musical en 1955.

En 1962 se independizó y comenzó con sus propias producciones. La primera fue A family affair, seguida de una seria de creaciones que no tuvieron repercusión.
Al borde a abandonar el rubro del musical, en 1966 alcanzó gran éxito con Cabaret.
En 1970 comenzó su colaboración más importante con el compositor Stephen Sondheim. Ambos habían trabajado en West Side Story y en esta etapa se decidieron embarcar en un proyecto personal.

La dupla dio pie a una larga lista de producciones, incluyendo Company (1970), Follies (1971), A little night music (1973), Pacific overtures (1976), Sweeney Todd (1979), Merrily we roll along (1981) y Bounce (2003).

Prince ha dirigido además óperas como Ashmedai, Willie Stark, Madama Butterfly, Candide y Turandot para la Opera Estatal de Viena, y ha sido responsable de la puesta en escena de dos hitos de Andrew Lloyd Webber: Evita y The phantom of the opera (El fantasma de la ópera).
Ha sido calificado como el más grande productor/director de comedias musicales en Broadway de los tiempos modernos.

La crítica ha resaltado su influencia en el desarrollo del musical conceptual, en el que la narrativa del espectáculo no necesariamente tiene énfasis en el libreto. La producción se centra más bien en una idea o metáfora que se explora a través de escenas y canciones. Estas no se ajustan a la secuencia tradicional que propone el llamado book musical.

En 2006, fue galardonado con la Distinción Especial Tony por su aporte al teatro de toda una vida (Lifetime Acheivement Award), mientras el Teatro Harold Prince en el Centro Annenberg de la Universidad de Pennsylvania adoptó el nombre en su honor.



[1] Contenidos desarrollados por Centro de Investigación y Memoria Artes Escénicas (CIM. Ae), que integran María José Cifuentes, Constanza Cordovez y Simón Pérez. Edición: Javier Ibacache.

No hay comentarios: