La Escena Independiente (Varios)

Loading...

lunes, 13 de octubre de 2008

APUNTES DANZA EN LA CIUDAD[1]

SOBRE LA DANZA EN LOS ESPACIOS PUBLICOS


La danza es y transcurre en un espacio-tiempo. Está íntimamente ligada con el espacio en que sucede en la medida que éste condiciona al cuerpo en movimiento. A la vez, la danza interviene en el espacio en que transcurre.

A diferencia de lo que sucede en los espacios convencionales (como teatros y salas) que están dispuestos para ser moldeados e intervenidos por una escenografía que lo transforme, la ciudad no es un espacio neutro, ni quieto. Es un espacio vivo, habitado y/o transitado por innumerables personas que escriben una caligrafía de trayectos tan efímeros como la danza.

La ciudad tampoco es un espacio plástico amoldable como una escenografía, sino más bien es un entorno que se presta para la intervención (como lo hacen las artes plásticas en las versiones más urbanas del land art), donde el artista puede interactuar con un marco ya dado.

Es la ciudad la que determina las proyecciones en el espacio donde el cuerpo interviene.

La danza sucede en el espacio público e interactúa con la contingencia de ese espacio.

ALGUNAS EXPERIENCIAS EN CHILE


A lo largo de la historia de la danza en Chile, se han incorporado diferentes prácticas de intervención de danza en espacios públicos. Algunas han tenido fines extra artísticos y se han enfocado en lo político o lo educativo. Otras han sido propuestas que han subrayado la ocupación de determinados espacios de la ciudad únicamente con la danza.

Con posterioridad al año 2000 destacan la serie de intervenciones denominadas Movimientos Subterráneos”, de Lorena Hurtado, y el Festival Danzalborde, organizado por Rocío Rivera e Iván Sánchez en la ciudad de Valparaíso que próximamente realizará su séptima versión.



SOBRE “MOVIMIENTOS SUBTERRANEOS”


El proyecto “Movimientos Subterráneos” fue desarrollado por la coreógrafa Lorena Hurtado durante el año 2001 con aportes de Fondart.

Contempló ocho “intervenciones” de danza contemporánea y de otras disciplinas en estaciones del Metro de Santiago.

Bailarines y actores de diversas fisonomías y contexturas componían cuadros vivos dentro del espacio de recorrido del transporte público. Llevando tutús y bototos practicaban en una barra de ballet en la Estación Los Héroes o intervenían los asientos de espera con coreografías sobre las relaciones.

Cada una de las intervenciones tenía por objetivo interrumpir el tránsito, sorprender al público-transeúnte y establecer algún grado de comunicación con él.

En la revista Impulsos de 2001, Lorena Hurtado resalta que la compañía constató que el metro podía ser un entorno para dar opinión y abordar cuestiones cotidianas.

“Era necesario vincular a la gente a través de la simpleza del movimiento y de las propuestas para que se sintieran de alguna manera identificadas y lográramos comunicarnos”, comenta en la publicación. “Uno colabora para que la gente se sienta ignorante y el arte de alguna manera debería jugar un rol democratizador”.

SOBRE EL FESTIVAL DANZALBORDE


Rocío Rivera e Iván Sánchez se reunieron hace siete años en torno a la idea de crear una instancia que permitiera acercar la danza a la gente llevándola a la calle.

Bajo esa premisa surgió el Festival Danzalborde en Valparaíso, que en la actualidad pertenece a la “Red Internacional de Festivales de Danza en Paisajes Urbanos: Ciudades Que Danzan” (CQD).

La séptima versión se realizará a partir del lunes 13 de octubre y se extenderá hasta el domingo 19. Abordará la creación coreográfica contemporánea en formatos de video-danza, intervención urbana y obras en sala.

Programará solos y creaciones grupales de México, España, Alemania, Colombia, Uruguay y Argentina. Se presentarán en espacios cerrados (Teatro Mauri, Teatro Municipal de Viña del Mar y Teatro Municipal de Valparaíso), además de intervenciones en los circuitos de los cerros Bellavista y Concepción los días sábado 18 y domingo 19.

En opinión de los organizadores, el alto número de espectadores que la muestra ha convocado durante siete años ha logrado que la danza entre en diálogo con la ciudad y sus habitantes derribando barreras y desmitificando el vínculo que suele establecerse entre la disciplinas con determinados círculos o elites.

A la vez, han demostrado cómo el espacio público puede convertirse en un anfiteatro para la creación escénica.


SOBRE CIUDADES QUE DANZAN (CQD)


“Ciudades Que Danzan” (CQD) es una red internacional de veintiún festivales europeos y latinoamericanos que realizan una programación en paisajes urbanos.

Estas muestras propician el encuentro y el diálogo entre arquitectura y danza, calificadas por la organización como “la más inmortal y la más efímera de las artes”.

Los festivales que integran la red comparten como objetivo que el público pueda acercarse a la danza y, a la vez, redescubra la ciudad, su patrimonio artístico y cultural, dado que en ese contexto los edificios, parques, calles y plazas cobran vida.

Los gestores de las muestras resaltan también la importancia de acercar en particular el lenguaje de la danza contemporánea a todas las audiencias, profundizar en el trabajo coreográfico y generar debate y reflexión sobre el espacio urbano.

La red la integran festivales que se realizan en ciudades de distintas geografías orientados a la difusión artística de culturas diversas para fomentar el multiculturalismo y el mestizaje artístico.

Las líneas de acción que sigue la red se sintetizan en cuatro puntos:

- Crear una plataforma de intercambio y colaboración entre los organizadores de cada festival.

- Motivar la innovación coreográfica en producciones conjuntas entre bailarines de diferentes nacionalidades en un lugar concreto de una ciudad.

- Realizar gestiones conjuntas que le den proyección y sustento a la red de festivales.

- Mantener muestras fotográficas en gira por los festivales, difundir reportajes y documentales que transmitan al público las experiencias de otros países.

Esto significa que CQD es una instancia para integrar la expresión y la identidad y una nueva forma de vivir la ciudad.

FUNDAMENTOS DE CIUDADES QUE DANZAN


- Concientizar sobre la utilización del espacio público como un lugar común de creatividad, convivencia, imaginación y laboratorio artístico.

- Acercar la danza a la comunidad y facilitar la comprensión del lenguaje contemporáneo con propuestas originales.

- Fomentar un público para la danza. Divulgar la danza entre el gran público estimulando a los coreógrafos a trabajar en espacios públicos y en contacto directo con la ciudadanía.

- Trabajar el espacio público como soporte para una forma de expresión contemporánea. El interés de la relación entre las artes y lo urbano y lo social. Una alternativa al espacio-teatro-caja negra.

- Dar la posibilidad al espectador y al creador de establecer otras formas de comunicación artística. Una experiencia enriquecedora y una visión diferente que amplía las relaciones entre unos y otros.

- Reafirmar el valor del patrimonio artístico y cultural propio de la ciudad. A través de la danza, el paseante aprende a mirar una plaza, una calle, un rincón de una forma distinta, y va redescubriendo el lugar.

FESTIVALES INTEGRADOS A LA RED CQD

  • Dies de Dansa, Festival Internacional de Dansa en Paisatges Urbans, Barcelona (España)
  • Danza Urbana, Festival Internazionale di Danza per Strada, Bologna (Italia)
  • Drodesera Festival, Festival di Teatro e Danza Dro Arco (Italia)
  • Corpi Urbani, Génova (Italia)
  • FITEC, Festival Internacional de Teatro de Calle, Getafe (España)
  • Habana Vieja. Ciudad en movimiento, Festival Internacional de Danza en Paisajes Urbanos, La Habana (Cuba)
  • Fussgenger - Tanz Urban, Heidelberg (Alemania)
  • Lugar a dança, Festival Internacional de dança em paisagens urbanas, Lisboa (Portugal)
  • Greenwich+Docklands Internacional Festival, Londres (UK)
  • Dansem, Danse Contemporaine en Méditerrainée – Marseille (France)
  • Montevideo sitiada, Montevideo (Uruguay)
  • Dança alegre Alegrete, Alegrete (Brasil)
  • Movimientos incesantes, Porto Alegre (Brasil)
  • Ammutinamenti, Visioni di Danza Urbana, Ravenna (Italia)
  • Dança en Transito, Rio de Janeiro (Brasil)
  • Huellas, Danza en paisajes insólitos – Sevilla (España)
  • La Rué vers l’art, St. Martín D’Hères (Francia)
  • Festival Internacional de la Cultura, Sucre (Bolivia)
  • Danzalborde, Valparaíso (Chile)
  • Trayectos, Zaragoza (España)
  • Stromereien, Open air Performance Tage Zurich, Zurich (Suiza)
  • El Cruce, Rosario (Argentina)


SOBRE EL PASEANTE EN LA CIUDAD SEGÚN WALTER BENJAMIN

“La calle se convierte en habitación para el flaneur (paseante), que se siente en casa entre los frentes de los grandes edificios así como el burgués entre las cuatro paredes de su casa. Los brillosos letreros en hierro esmaltado de los negocios son para él adornos de pared tan buenos o mejores que las pinturas al óleo en la sala del burgués; los muros son los pupitres sobre los que se apoya su libreta de apuntes; los kioscos de periódicos son sus bibliotecas y las terrazas de los cafés son balcones desde los que él, después de la jornada de trabajo, mira con desdén a su vida doméstica”.

Walter Benjamín, “Das Paris des Second Empire bei Baudelaire” en Charles Baudelaire,, Frankfurt a. M. 1969, p. 37.



[1] Contenidos desarrollados por Centro de Investigación y Memoria Artes Escénicas (CIM. Ae), que integran María José Cifuentes, Constanza Cordovez y Simón Pérez. Edición: Javier Ibacache.

No hay comentarios: